10 mar. 2015

Me mudo | Cambio de blog

Ya han pasado más de cuatro años desde que decidí abrir este blog con María. Viviendo entre páginas se ha hecho grande poco a poco, y lo mismo me ha pasado a mí. Como con todo en esta vida, hemos tenido nuestros altibajos, nuestros más y nuestros menos.

A finales del año pasado decidimos darle un respiro al blog y darnos un respiro a nosotras mismas. Sin embargo, hace unos días, sentí la necesidad de volver a escribir en el blog, lo echaba de menos. Pero también me he dado cuenta de que ya no lo siento mío, no en su totalidad. Viviendo entre páginas fue un proyecto compartido y creo que debe permanecer como tal. Por eso he decidido abrir otro blog más personal y que yo pueda considerar como mío (en verdad lleva ya un tiempo abierto, quería probar a ver qué tal). Os presento Cris en blanco. El blog no se centrará en la temática literaria, aunque sí que tendrá un papel fundamental entre sus cuatro paredes. Me apasiona leer, pero lo que más me apasionan son las historias. Cine, literatura, música... todos cuentan historias a su manera y a mí me encantaría hablaros de ellas.

Y por qué no, también me encantaría contaros mi propia historia. En unos meses daré por terminada una etapa que ha sido muy importante en mi vida y empezaré una nueva. Siento que este año me van a pasar muchas cosas (espero que buenas) y me apetece plasmarlas en algún sitio y compartirlas con alguien.

No hay palabras ni espacio para agradecer todo lo que este blog y vosotros habéis hecho por mí, directa o indirectamente. Abrir y escribir Viviendo entre páginas me ha traído todo cosas buenas, pero sentía que al igual que se acaba una etapa en mi vida, había que ir cerrando puertas para dejar otras nuevas abiertas. Los cambios nunca me han dado miedo, es más, siempre me han resultado emocionantes.

¿Me acompañáis en esta nueva aventura?


7 mar. 2015

Django desencadenado | Cine



Quentin Tarantino · EEUU · 165 minutos · IMDb


Después de cautivarnos con una arremetida a la historia de los nazis en Malditos bastardos, Quentin Tarantino se lanzó a la complicada tarea de mostrar su visión de la época esclavista de los Estados Unidos. Django es un esclavo que es ayudado por un cazarrecompensas algo peculiar que decide covertirlo en su colaborador. Ambos partirán en busca de fugitivos y de la mujer de Django, ambos separados desde hace unos años. Su mujer es prisionera de un terrateniente sin escrúpulos y su grupo, y verá como todo cambia tras la llegada de Django.

En esta película nos volvemos a encontrar con el toque tan característico de este director americano. La trama es sorprendente durante toda la película y además tiene la suerte de contar con unos personajes muy bien elaborados y desarrollados que te meten por completo en el rol que desempeñan. Mención especial a Christoph Waltz, que borda el papel secundario en esta película, al igual que ya lo hizo en su interpretación del coronel nazi Hans Landa (Malditos bastardos). Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson y, sobre todo, Jamie Foxx como Django, nos dejan un muy buen sabor de boca con sus respectivas interpretaciones.

También cabe destacar la fotografía, el vestuario, el montaje, los planos, los decorados... Técnicamente, la película es una maravilla. Algunas escenas como los tiroteos, las partes de más tensión y algunos diálogos son otra de las cosas que más me gustaron sin duda. La banda sonora también ayudó a cohesionar todos estos elementos. Aunque en algunas ocasiones me pareció muy peculiar, creo que no podría haber sido más acertada para esta película, me encantaron los cambios de registro que se empleaban en cada plano o en cada escena.

Si quieres saber las debilidades de alguien, solo tienes que observar de qué fortaleza presume.

Durante todo el largometraje se suceden peleas, tiroteos y escenas sangrientas que dejan muy claro el peculiar estilo de Tarantino. El tema del esclavismo en América es tratado desde una perspectiva devastadora y brutal, con una cruda descripción que en algunas ocasiones no podrá evitar que apartemos los ojos de la pantalla (o por lo menos en mi caso, así fue). Sin embargo esta violencia está unida a la enorme originalidad del americano como guionista y director y ambos elementos hacen de la cinta una obra maestra visual. Me acuerdo que la primera vez que vi esta película, estaba en el coche de viaje hacia Santander y ni siquiera me dio tiempo a marearme de lo concentrada que estaba en todo lo que sucedía ante mis ojos.

Aunque la primera parte de la película pueda parecer la más aburrida, fue sin duda la que más me gustó. Esta primera parte no se centra tanto en la historia de venganza y sin embargo, una vez que la acción se sitúa en la plantación, la historia perdió un poco de interés para mí. Pero Tarantino nos sorprende haciéndonos ver poco a poco como los malos malísimos ya no lo son tanto y aquellas personas que parecían irrelevantes empiezan a enseñar los dientes ante nuestra sorpresa. Todo esto se va desarrollando poco a poco y durante la última media hora, se nos plantea un final que a mí me pareció sorprendente. Si os gustan los westerns, es una película que sin duda os recomiendo.

26 feb. 2015

Hija de humo y hueso - Laini Taylor

Hija de humo y hueso, de Laini Taylor
Páginas: 465 · Saga: 1/3 · Editorial: Alfaguara
GoodReads / Amazon

Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.

Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?

De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.

Me prometí a mí misma no empezar nuevas sagas pero esto es algo que, por alguna razón todavía desconocida, me es imposible cumplir. No paraba de leer críticas estupendas sobre el inicio de la nueva trilogía de Laini Taylor, así que al final caí en la tentación y sin que pudiese evitarlo, Hija de humo y hueso se hizo con un hueco en mi estantería. Empecé este libro sin enterarme muy bien de lo que estaba pasando pero con muchísimas ganas de descubrir más cosas sobre la trama; como por ejemplo saber quién es Karou en realidad, por qué fue adoptada por quimeras o por qué Brimstone necesita dientes. Algo que no me terminó de convencer es que la información a veces parece llegar de golpe y creo que dosificarla un poco a lo largo de las casi 500 páginas hubiese sido una mejor opción. Aunque también tengo que decir a su favor que el resto de la novela merece la pena, ya que Laini Taylor crea un ambiente lleno de quimeras, misterio, deseos, secretos, enfrentamientos y luchas ancestrales que nos absorberá casi desde la primera página.

Creo que puedo decir con certeza que lo que más me ha gustado de Hija de humo y hueso es su ambientación. La autora consiguió transmitirme a la perfección lo que sería caminar por las preciosas calles de Praga y realmente deseé poder coger un avión y plantarme en le República Checa. Praga es una ciudad llena de historia, de magia y de encanto, el sitio perfecto para el desarrollo de esta historia. También tendremos la suerte de poder acercarnos a Marruecos. Laini Taylor es capaz hasta de describirte los olores de este país tan exótico y me gustó mucho que fuese una parte importante del libro porque no suelo leer muchos libros ambientados en este tipo de lugares. Pero no solo conocemos lugares del mundo real, también nos encontramos con el mundo de las quimeras de la mano de un lenguaje misterioso y capaz de evocar incluso los rincones más desconocidos.

Todos estos elementos hicieron que la historia me pareciese maravillosa en un principio pero me entristeció mucho comprobar como iba quedando en un segundo plano en que se planteó la trama amorosa. La relación amorosa domina la totalidad de la segunda parte del libro y no me hubiese importado si dicha relación me hubiese aportado algo, pero me pareció demasiado precipitada y metida con calzador en la historia. Tendré que ver como evoluciona esta historia de amor en los siguientes libros y espero que no se convierta en el hilo conductor de la trilogía, porque realmente tiene una base que promete mucho. Me pasó algo parecido con Karou. Al principio me deslumbró como protagonista pero en que apareció Akiva en la historia, ella quedó completamente en un segundo plano y solo quería saber más cosas sobre la historia de Akiva. Por otro lado me veo en la obligación de decir que mis personajes favoritos fueron sin duda las quimeras.

A pesar de la evidente originalidad de la historia, me ha parecido un libro bastante introductorio porque me quedó la sensación de que todavía faltan muchas cosas por saber sobre el mundo de las quimeras y sobre la identidad de Karou. Gracias al mundo creado por la autora, sin duda continuaré con la trilogía porque además Hija de humo y hueso es un libro que engancha bastante y se lee en un abrir y cerrar de ojos. Estoy deseando saber si Laini Taylor conseguirá sorprenderme con Días de sangre y resplandor.

23 feb. 2015

Wrap up | Enero 2015

Hace ya bastante que no hacía un wrap up por escrito, ya que hace ya dos años desde que empezamos a grabar en vídeo el resumen de nuestras lecturas mensuales. Dado que de momento hay un parón en el canal, os traigo el resumen de mis lecturas en una entrada.


  

 

1. Lolita, de Vladimir Nabokov (4/5)
2. La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca (3/5)
3. It, de Alexa Chung (3.5/5)
4. Harry Potter and the Sorcerer's Stone, de J.K. Rowling (5/5)
5. La Élite, de Kiera Cass (3.5/5)

19 feb. 2015

Me and Earl and the Dying girl - Jesse Andrews

Me and Earl and the Dying girl, de Jesse Andrews
Páginas: 295 · Saga: Autoconclusivo · Editorial: Amulet Books
GoodReads / Amazon

Greg Gaines is the last master of high school espionage, able to disappear at will into any social environment. He has only one friend, Earl, and together they spend their time making movies, their own incomprehensible versions of Coppola and Herzog cult classics.

Until Greg’s mother forces him to rekindle his childhood friendship with Rachel.

Rachel has been diagnosed with leukemia—-cue extreme adolescent awkwardness—-but a parental mandate has been issued and must be obeyed. When Rachel stops treatment, Greg and Earl decide the thing to do is to make a film for her, which turns into the Worst Film Ever Made and becomes a turning point in each of their lives.

And all at once Greg must abandon invisibility and stand in the spotlight.

Greg tiene diecisiete años y está en su último año de instituto. Estudia en el instituto Benson en Pittsburgh, Pennsylvania. En su instituto, como en cualquier otro, la gente se divide en diferentes grupos: los religiosos, los raritos, los góticos, los deportistas...
Greg por su parte nos cuenta cómo él no pertenece a ninguno de estos grupos, pero al mismo tiempo pertenece a todos. Pasa desapercibido, no se involucra con la gente, todo el mundo le conoce pero nadie se mete con él y además lo tratan de una manera amistosa. Como dice el propio Greg: "Hacer amistades te jode la vida". Al principio su manera de ser me hizo gracia pero en más de una ocasión consiguió ponerme de los nervios por su falta de empatía y su miedo a involucrarse más de la cuenta con la gente.

Después está Earl, su compañero. Y digo compañero porque a Greg no le gusta considerarlo como un amigo. Earl tiene una familia complicada, pero lo que le une a Greg es la pasión por el cine. Además de ver película, se dedican a grabar las suyas propias y entre ellas un remade de su película favorita: "Aguirre, the Wrath of God". Por último nos encontramos con Rachel, una antigua compañera de Greg con la que perdió el contacto y que por algunas circunstancias empezará a formar parte de su vida de nuevo. Rachel tiene leucemia y la madre de Greg prácticamente le obliga a acercarse a ella para animarla y hacerle más llevadera la enfermedad. Y no, no se enamoran. Si esperáis encontrar una historia parecida a Bajo la misma estrella, este no es vuestro libro. De hecho Greg casi siempre es muy frío y distante con Rachel y esa es una de las razones por las que a veces me apetecía darle un pisotón.

A pesar de que en este libro una de las protagonistas tiene una enfermedad, leerlo fue una risa continua. Greg es sarcástico a más no poder y el cachondeo con el que nos cuenta las cosas que le van pasando es impresionante. Me acuerdo que leí el libro en plenos exámenes y me ayudó muchísimo a relajarme porque todo lo que leía me hacía gracia. Entre la forma de contar las cosas de Greg y la forma de hablar de Earl, siempre tenía una sonrisa en la boca. Aunque tengo que comentar que en alguna ocasión me resultó difícil leer las intervenciones de Earl porque utiliza un lenguaje horrible (en el sentido gramatical). Ninguno de los dos tiene pelos en la lengua y mantienen unos diálogos totalmente espontáneos y desenfadados.

Es un libro muy entretenido con el que pasas un buen rato y te ríes, pero no me ha aportado nada nuevo. Sabía desde el principio que no era un libro con una historia profunda y quizás por eso me llamó la atención en un primer momento, pero aún así algunas cosas no me convencieron. Greg no se preocupa por conocer demasiadas cosas sobre Rachel y él mismo se da cuenta al final del libro de que a pesar de que sí que ha pasado tiempo con ella, siempre hablaban de cosas superficiales y apenas conoce a Rachel. Sin embargo ella sí que parece molestarse por conocer un poco a Greg e incluso acaba haciendo más por él que él por ella. Sé que esto que acabo de comentar es lo que hace al libro especial y algo diferente al resto de libros que solemos leer sobre este tema, pero me pareció un poco injusto.

Otra de las cosas que sí que me gustaron fue la forma en la que está narrado. La narración normal se entremezcla con listas que el propio Greg hace y con fragmentos que están narrados a modo de guión cinematográfico. Esto hace que el libro se lea en un abrir y cerrar de ojos, porque además no es demasiado largo. Además Greg se dirige directamente al lector e interactua con él continuamente. Es un personaje con el que al final te ríes mucho a pesar de todo, si logras entender su sentido del humor. Me and Earl and the Dying girl es el ejemplo de que un libro no tiene por qué tener una historia demasiado profunda o compleja para poder disfrutar con él.

18 feb. 2015

¿Hay alguien ahí?

Después de cuatro meses de silencio sin dar explicaciones no espero que haya mucha gente que nos siga leyendo por aquí.
Si el curso pasado tenía poco tiempo para leer y escribir en el blog, este curso tengo aún menos tiempo (y ganas). 2º de bachiller es un curso muy duro, tanto mental como físicamente. Te agota y va consumiendo tus fuerzas poco a poco, tienes que aprender a sacar la fuerza de debajo de las piedras.
Últimamente me he acordado mucho del blog y he echado de menos escribir y contar mi opinión sobre los libros que iba leyendo. No prometo continuidad ni entradas regulares, pero sí espero poder pasarme por aquí de vez en cuando y ponerme al día con vosotros.

Lo mismo pasa con el canal. Aún no hemos decidido qué vamos a hacer con él y todavía no es el momento de recibirlo, pero ahí está. Espero poder retomarlo también en algún momento, cuando ya haya acabado el curso y tenga decidido lo que quiero estudiar el año que viene.

Y por hoy eso es todo, pero estaré cerca

14 oct. 2014

El juego de Ender - Orson Scott Card

El juego de Ender, de Orson Scott Card
Páginas: 368 · Saga: 1/6 · Editorial: Ediciones B
GoodReads / Amazon

La Tierra se ve amenazada por la especie extraterrestre de los insectos, seres que se comunican telepaticamente y que se consideran totalmente distintos de los humanos, a los que quieren destruir. Para vencerles, la humanidad necesita de un genio militar y por ello se permite el nacimiento de Ender, que es el tercer hijo de una pareja en el mundo que ha limitado estrictamente a dos el numero de descendientes.
En un futuro no demasiado lejano, los gobiernos viven bajo el miedo por la amenaza que suponen los Insectores, raza alienígena. Precisamente este miedo es que el hace que todos los esfuerzos estén dedicados en planear una estrategia que conduzca a su aniquilación. Sin embargo, para que los Insectores sean derrotados es necesario encontrar un nuevo General de la Guerra que sea capaz de conducir a la humanidad hacia la victoria. Por este motivo se ha permitido el nacimiento de Ender, un hecho inusual, ya que es el tercer hijo de una pareja en un mundo en que se ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. Ender desde niño deberá aprender en la Escuela de Batalla todo lo necesario para llevar a cabo esta misión.

Leí El juego de Ender gracias a la adaptación cinematográfica del mismo. Vi el trailer de la película y me llamó mucho la atención la historia, pero aún así quise darle primero una oportunidad al libro. No sabía muy bien qué me iba a encontrar entre sus páginas, ya que la ciencia ficción no es que sea de mis géneros favoritos y tampoco había leído reseñas sobre el él, así que no tenía grandes expectativas. Sin embargo ha sido una de las mayores sorpresas del año, porque me encantó de principio a fin.

El principio del libro me resultó algo confuso ya que no me enteraba del todo bien de lo que estaba leyendo pero a la vez eso me hizo continuar, ya que tenía la sensación de que iría descubriendo más cosas a medida que avanzaba la trama. A pesar de que en algunos momentos la lectura pudiera volverse algo densa, es un libro que en general me enganchó muchísimo y el cual no pude soltar prácticamente hasta que lo hube leído de cabo a rabo. 
Durante el libro seguimos la historia de Ender desde antes del comienzo de su formación. Esto me molestó un poco ya que seguimos sus pasos desde los 6 a los 13 años, pero su forma de hablar y de expresarse así como sus capacidades, no me resultaban propias de un niño de su edad y eso me chirriaba un poco. 

La narración del autor me ha gustado muchísimo. Es ágil y no demasiado complicada, pero tiene un toque especial que hace que tardes un poco más en acostumbrarte a ella. Hay muchos diálogos y descripciones en las medidas adecuadas ya que consigue que te enteres de todo pero no da la sensación de que se alarga sin motivo alguno, sino que consigue mantener el interés del libro la mayor parte del tiempo. Hay momentos en los que intenta jugar al despiste y quizás puedas perderte un poco, pero se encarga de que vuelvas a retomar el hilo de la historia casi inmediatamente.

Pero a pesar de todas las coas buenas que tiene este libro, lo que más quiero destacar es a nuestro
protagonista: Ender. Desde un primer encuentro, el autor nos lo presenta como un niño fuera de lo común, con una mente brillante y con una gran responsabilidad en sus manos. Vamos viendo como pasa de la inocencia a la madurez, de la niñez a la adolescencia y todo ese proceso me ha maravillado. Es un personaje cuya personalidad y desarrollo desde que empieza hasta que acaba el libro me ha encantado, un personaje con el que he conectado de una manera sorprendente y que me ha gustado mucho poder conocer.
Otros personajes que también me han gustado mucho son los hermanos de Ender: Peter y Valentine. Peter y Valentine son polos opuestos y quizás eso es lo que tanto me atrajo de ellos dos. La relación entre Valentine y Ender es otra de las cosas que más me ha gustado porque me pareció muy tierna y triste a la vez, y sobre todo muy madura.

Pero si en este libro hay que destacar algo sobre todo lo demás, es el final. A partir de haber leído yo el libro sí que he leído opiniones en las que la gente dice que se esperaban el final desde casi el principio del libro, pero a mí es de los finales que más me han sorprendido a lo largo de mi vida como lectora. No me lo esperaba para nada y me dejó sorprendida y fascinada a la vez. Tuve que leerlo varias veces para mentalizarme de lo que acababa de pasar.
El final es además bastante abierto y tiene una continuación, pero no creo que merezca la pena continuar con la saga y tampoco creo que las continuaciones lleguen al nivel de este primer libro así que de momento yo me quedo bien así.

El juego de Ender es un libro que me ha sorprendido y encantado a partes iguales. Está repleto de acción y de personajes maravillosos que junto con un ritmo adictivo y la prosa ágil del autor harán que no puedas separarte de él hasta haberlo terminado.